El Voto Fraudulento

El Voto

El Voto Fraudulento

¿Qué es el voto fraudulento?

En legislaciones de algunos países establecen que el voto fraudulento se puede cometer con tres tipos de acciones: cuando se suplanta a un ciudadano o a un extranjero habilitado por la ley; cuando se vota más de una vez o cuando se vota sin tener derecho a hacerlo, en una elección, plebiscito, referendo, consulta popular, o revocatoria del mandato.

Esta definición solo se refiere a las faltas del elector las cuales pueden ser denunciadas con la seguridad de una sanción.

En el voto fraudulento también se corrompen el candidato y los partidos de gobierno donde se utiliza el engaño, la argucia y la intriga de manera legal, donde cada uno sabe que su estrategia de campaña es una estafa que puede y debe evitar, pero no quiere porque le gusta, e insiste en seguir haciendo trampa. 

Las artimañas electoreras tanto de los candidatos como de los partidos de gobierno son de vieja data, son tretas legales, que ha pesar ser denunciadas, se mantienen en el escenario político a través de los años.

El voto tiene varias características: universal, directo, secreto, libre, igual, individual y selectivo.

Las nuevos engaños del voto fraudulento atentan precisamente contra éstas características.

En la actualidad existen países que tienen como variantes  legales del voto una lista de los maniobras fraudulentas.

¿Cómo se clasifica el voto fraudulento?

El voto fraudulento puede ser cometido por el elector, el candidato o los partidos de gobierno.  A continuación le presentamos una lista de los principales  votos fraudulentos.

Votos fraudulentos que cometen los electores.

Voto del impostor

el ejercicio del sufragio político es intransferible y ningún elector debe suplantar la identidad de otro y realizar el sufragio. Este voto se observa entre hermanos por el parecido físico.

Voto múltiple

Cuando un ciudadano vota mas de una vez en dos lugares diferente.  Este voto es el primero que se persigue después de una elección.

Voto del elector que no tiene derecho a votar

Existen personas que por diversas circunstancias no pueden votar.  Por ejemplo:

  • Los electores que tienen la cédula vencida.
  • Los que están en trámite de obtener la cédula y no son ciudadanos
  • En algunos países, el votante puede aparecer en el padrón electoral antes de cumplir los 18, para votar el día de las elecciones con la mayoría de edad.  Si las elecciones se adelantan el elector no puede votar.
  • Las personas que han sido condenadas por delitos graves no pueden votar.
  • Las personas pueden tener varias nacionalidades pero una sola ciudadanía, la del país donde es súbdito.  No se puede votar en dos o tres países, aunque se tenga cédula de cada uno.

Voto del elector saltamontes

La residencia electoral del elector es el lugar donde reside habitualmente. Los electores inscritos en un circuito electoral, no deben votar en otro circuito electoral, diferente de donde residen, con la intención de apoyar a un candidato.   El tráfico de electores ocurre cuando el candidato manipula al elector  y le facilita su traslado para que vote en otro centro de votación. No se debe permitir la doble residencia de electores con el pretexto de proteger sus raíces históricas y geográficas; tampoco para mantener sus relaciones familiares, sociales o políticas.  Existen políticos que tienen dos casas en circuitos diferentes y se postulan en el circuito donde no residen.

Voto pirata

Ocurre cuando el funcionario, que representa a un partido en la mesa electoral le hace marcas, a escondidas sin que los miembros de la mesa se den cuenta, a la papeleta del elector que va a votar por el partido contrario, con la intención que en el conteo de votos, la papeleta de dicho elector sea anulada por estar rayada en dos lugares. El voto pirata es un delito que ofende doblemente el proceso electoral porque se menosprecia al candidato del partido de la persona que comete el fraude y se engaña al elector, cuyo voto es anulado sin que éste lo sepa. Los partidos tienen que ser lo suficientemente grandes para cubrir todas las mesas electorales.

Votos fraudulentos que cometen los candidatos

Voto por aclamación

La emisión pública o abierta del voto, así como el voto “por dictamen”, “por gritería”, “por mano alzada” o “golpeando la mesa” es contrario al principio universal de que el voto es secreto. En el voto por aclamación generalmente participa una sola nómina.  Es costumbre en aquellas agrupaciones, sindicatos o comisiones de trabajo que tienen mucho poder y manejan mucho dinero.  En toda elección deben haber un mínimo de dos nóminas y se debe garantizar que la decisión del votante no puede ser conocida por nadie, para ello se deben utilizar papeletas oficiales, urnas selladas y cabinas electorales opacas.  

Voto en plancha

Para leer más sobre este tipo de voto vea el siguiente artículo: Ver Aquí.

Voto bilocado

Para leer más sobre este tipo de voto vea el siguiente artículo: Ver Aquí.

Voto al deporte

Para leer más sobre este tipo de voto vea el siguiente artículo: Ver Aquí.

Votos fraudulentos que cometen los partidos políticos cuando están en el gobierno.

Voto fantasma

Cuando los muertos aparecen en el padrón electoral y misteriosamente también votan. 

Voto por paquetazo.

Consiste en alterar los resultados de un escrutinio electoral computando votos no emitidos en la elección, de manera que el número de votos supera ampliamente en cantidad a los electores inscritos en el padrón electoral.  También cuando se habilitan personas para que voten o se inhabilitan para que no voten, dependiendo si el candidato quiere aumentar sus votos o disminuirle los votos a su rival

Voto del gemelo

En algunos casos dos personas tienen el mismo número de cédula pero solo una de ellas vota y la otra se queda por fuera. 

Voto del elector con cédula alterada

Cuando los números de la cédula del elector han sido alterados en el padrón electoral.  El elector no puede votar y lo único que le queda es retirarse a su casa..

Voto del elector intimidado

Cuando el elector es atemorizado,  amenazado, chantajeado o coaccionado para que vote por un candidato que no goza de su simpatía. 

Voto del elector comprado

Cuando el elector vende su voto a un candidato a cambio de dinero.  En el clientelismo se puede comprar un elector, a través de dinero, hojas de zinc, saco de cemento, bloques, bolsas de comida.   En política, en este tipo de voto, el candidato siempre la víctima y el elector el victimario. A pesar de esto logra reelegirse.

Voto del elector mudado

Cuando el elector aparece inscrito en otro circuito electoral, sin haber hecho cambio de residencia en este caso el elector se ve obligado a votar en un circuito diferente del suyo.

Voto del elector desaparecido

Antes de cada elección el ciudadano tiene que verificar donde tiene que votar. A veces el elector no aparece en el Padrón Electoral y no puede ejercer el sufragio.

Voto del elector perdido.

En las elecciones de los Estados Unidos del año dos mil, muchos electores norteamericanos que asistieron a votar se quejaron que el lugar donde se supone que tenían que ir a votar no existía.

 Voto del designado de a dedo

En dictaduras o gobiernos de facto, la cúpula de gobierno suelen designar al Presidente de la República, del gabinete, de la asamblea, de la corte suprema, sin ser electo por votación del electorado.  Estos gobernantes están sometidos a la autoridad de los que lo eligieron, están por un tiempo corto y son cambiados antes que termine su periodo.

Voto del candidato inhabilitado

Ocurre cuando se manipula la justicia levantando falsas acusaciones contra candidatos opositores que tienen mucha simpatía del electorado, antes de los comicios electorales, con el fin de inhabilitarlos a cualquier cargo público, sin que ningún tribunal los haya condenado.  En algunos casos los candidatos afectados acuden a organismos internacionales, que luego fallan en favor de ellos, sin embargo los gobiernos que inhabilitaron no acatan los fallos, así comienzan las dictaduras.

Voto a la impunidad

En algunos países suramericanos, se ha visto en los últimos años a los presidentes de la república, que una vez que terminan su mandato se convierten en diputados y recientemente en vicepresidentes.  En la mayoría de los casos con el objetivo de adquirir inmunidad parlamentaria, fuero electoral, frente a procesos judiciales que se inician en su contra al terminar su mandato. También se tiene la mala costumbre de nombrar a expresidentes de la República como embajadores o ministros extraordinarios.

En la elección de un expresidente como diputado o vicepresidente, demuestra un menosprecio hacia el sistema electoral y hacia la figura de la presidencia, ya que después de alcanzar el más alto cargo de una nación se postula a un cargo de menor jerarquía. 

En los nombramientos de los expresidentes como embajadores o ministros extraordinarios se menosprecia el cargo que ocupa, a los egresados de la carrera diplomática, a los universitarios especialistas en la materia

Las leyes deben reglamentar este tipo de práctica produce paradojas porque por un lado a un candidato que desea participar en un torneo electoral se le puede levantar acusaciones falsas para inhabilitarlo y por otro lado un político con rango y categoría en un partido, que ha practicado el cohecho, puede ser candidatizado a vicepresidente, diputado, alcalde, representante para adquirir fuero electoral.

En política la experiencia no produce doctrina, confunde los paradigmas y solo produce inventos.

 Voto de guerra

En países grandes que tienen ejército y una tradición guerrera, la guerra hace que el gobernante, sea visto como un paladín de los electores, le mejora su imagen y lo ayuda a relegirse, 

El voto de guerra es el último recurso que utiliza un presidente para reelegirse.  Existen ciertos detonantes que pueden causar una guerra.  El más usado son los atentados

  • Contra personas importantes del país con el que quiere iniciar la guerra.
  • Contra  instalaciones militares
  • Contra dictadores de vieja data en el poder

En tiempos de guerra no se puede cambiar de comandante.  Tampoco se pude cambiar de caballo mientras se cruza un río. No se puede cambiar de médico cirujano en medio de una operación.  Después que pasa la guerra es imposible reelegir al gobernante. Este es el voto fraudulento más peligroso de todos.

Voto a la reelección del presidente por la Corte Suprema de Justicia.

En algunos países latinoamericanos la Corte Suprema de Justicia, sin consulta previa y pasando por encima de la autoridad del Tribunal Electoral, concede permiso al presidente de la república para que se pueda reelegir nuevamente. 

La justicia está sometida al mandato de la democracia, puede suministrar su opinión sobre  una la ley electoral, pero no puede dar un mandato de obligatorio cumplimiento; esa función le corresponde al Tribunal Electoral.

La justicia y la libertad sus principios son relativos; la democracia sus principios son absolutos; por esta razón la justicia y la libertad están sometidas a la autoridad de la democracia.

Voto a la prolongación del mandato del presidente por la Asamblea.

A veces los miembros de la asamblea de ciertos países se olvidan:

  • Que el pueblo es la autoridad máxima de la nación.  
  • Que la democracia de los gobiernos es participativa y no representativa.
  • Que los gobernantes son electos por un tiempo específico.
  • Que toda decisión de reelección o prolongación del mandato de un gobernante  le toca únicamente al pueblo la decisión

De repente, sin hacer ningún tipo de consulta o referéndum con el pueblo, los miembros de la asamblea deciden prolongar el mandato del presidente, uno, tres, cinco, diez, quince o veinte años más.

Ninguna Asamblea del mundo tiene el poder para prolongar el mandato de un presidente indefinidamente.  

Resumen

  • En el voto fraudulento participan, el elector, el candidato y el gobierno
  • Los votos fraudulentos del elector se hacen de manera individual: voto del impostor, voto múltiple, voto del elector que no puede votar, voto del elector saltamontes y voto pirata.  Después de una elección son los que primeros que se investigan.
  • Los votos fraudulentos del candidato son colectivos y todos están protegidos por la ley electoral.
  • Los votos fraudulentos de los partidos políticos también son colectivos, son los que tienen mayoría y también están protegidos por la ley electoral.
  • Los delitos electorales tanto de candidatos a diputados, alcaldes, representantes deben ser investigados por la Fiscalía Electoral.
  • El Tribunal Electoral es el único órgano que puede interpretar la Ley Electoral.
  • La democracia tiene sus principios absolutos, mientras que la justicia y la libertad tienen sus principios relativos; por eso la justicia y la libertad están subordinadas a la autoridad de la democracia.
  • La Corte Suprema de Justicia no tiene autoridad sobre el Tribunal Electoral. No puede declarar inconstitucional ninguna de las características del voto. Tampoco puede habilitar a un presidente para reelegirse una, dos, o tres veces, más aun si se ha hecho un referendo donde el pueblo ha votado en contra de la reelección; si lo hace se estaría extralimitando en sus funciones.
  • La Asamblea de Diputados tampoco tiene la autoridad para prolongar el mandato del presidente; si lo hace estaría cometiendo un golpe de estado contra el pueblo que es el soberano
  • El voto de guerra es el voto fraudulento más peligroso de todos porque el mismo presidente en su afán de reelegirse, crea un ambiente de guerra, siguiendo el principio de que en tiempos de guerra no se puede cambiar de comandante.

Deja tu mensaje aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *