El voto en plancha

El Voto

El voto en plancha

¿Qué es el voto en plancha

El “voto en plancha”, es el sufragio por listados electorales, para escoger legisladores en circuitos plurinominales.  Es un sistema de representación proporcional que se observa en algunos países latinoamericanos.

El sistema de representación proporcional es una ventaja que otorgan ciertos sistemas electorales, a candidatos de partidos tradicionales, en donde el porcentaje de votos que reciben las candidaturas determina de manera proporcional el número de diputados que son asignados en la asamblea legislativa.

En la Constitución Nacional de Panamá, el artículo 147 ordena que la Asamblea Nacional se compondrá de setenta y un diputados que resulten elegidos en circuitos uninominales y plurinominales garantizándose el principio de representación proporcional.

¿Cómo se vota en plancha?

Consiste en votar por todos los candidatos postulados por un partido en un circuito plurinominal, o sea, aquellos en los que se eligen dos o más legisladores.

En esta costumbre el elector coloca un gancho en uno o todos los nombres de los candidatos de una lista. 

El elector lee los nombres y marca una dos o más casillas de los candidatos, donde tienen prioridad los que encabezan la lista.

Inconvenientes del voto en plancha

“El voto es directo” y esta característica universal del sufragio  establece la no existencia de intermediarios entre el votante y el elegido. 

En la elección directa por el voto popular existe otro principio que establece “el voto es individual” es decir “un voto para un candidato, para ocupar un puesto en una institución de gobierno.  El voto en plancha falsifica, deforma y corrompe este principio convirtiéndolo en “un voto para varios candidatos para ocupar un puesto en una institución de gobierno”

El voto en plancha daña profundamente el verdadero sentido de lo que son las elecciones ya que promueve y legaliza que sean los dirigentes de los partidos y no los votantes, los que escogen a los legisladores. Son los propios ciudadanos electores los que determinan a los titulares de los escaños o de los cargos a elegir. Con esta práctica los dirigentes de los partidos imponen un orden de prelación en la papeleta y el votante se ve obligado a aceptar. La práctica del voto en plancha da más importancia a la cantidad de votos que a la calidad del voto.   Coloca el compromiso del elector con un partido por encima del compromiso que tiene con su Nación.

El mayor problema del voto en plancha,  en cuanto a la elección de diputados, es la desproporcionalidad en la asignación de curules, porque la fórmula de repartirlas por cociente, medio cociente y residuo no es equitativa, este método de cálculo favorece a los partidos grandes, ya que asegura sacar dos curules en los circuitos plurinominales.

Para eliminar el voto en plancha hay que hacer modificaciones a través de una Comisión de Reformas, al Código Electoral y establecer las características absolutas del voto.

El voto plancha promueve la desigualdad, ya que le da ventaja a un candidato que aparece en varias listas, sobre el candidato que no corre por varios partidos en alianza o que corre por la libre postulación, solo aparece en una lista de la papeleta.

El voto en plancha no respeta el santuario de la conciencia del elector en la que se desarrolla la decisión personal de elegir entre un candidato y otro.  Con el voto en plancha se puede ganar por cociente y residuo.  “El problema está, cuando para el residuo, se cuentan varias veces el mismo voto plancha”.También se puede ganar por mayoría de voto plancha, aunque se obtuvo minoría de voto selectivo. Esto es grave ya que se promueve el relativismo en la democracia y la misma se rige por principios absolutos.

¿Puede la Corte Suprema de Justicia interpretar la Ley Electoral y darle órdenes al Tribunal Electoral?

En teoría y por principio la Corte Suprema no puede interpretar la ley electoral a su antojo y mucho menos darle órdenes al Tribunal Electoral por varias razones:

La Corte Suprema no puede hacer interpretaciones acomodadas a los intereses de diputados de partidos grandes que quieren reelegirse por el voto en plancha ya que no tienen el respaldo del voto selectivo del electorado en los circuitos plurinominales.

El símbolo de la justicia es la balanza, que representa equilibrio e igualdad. El voto en plancha pone en desequilibrio esta balanza ya que le da un peso adicional a los candidatos de los partidos grandes en detrimento de los partidos chicos.  Se supone que los candidatos tienen que participar en igualdad de condiciones.

La Corte Suprema no tiene la facultad de declarar el principio “Un voto, para un candidato para un cargo de elección” como inconstitucional.

La Corte Suprema tampoco posee autoridad para habilitar para que un presidente de reelija por segunda, tercera o cuarta vez.  

El voto en plancha también promueve la reelección indefinida de los diputados.  La reelección indefinida no es una figura de la democracia.

La justicia está sometida a la democracia, esto significa que la Corte Suprema de Justicia no puede darle órdenes al Tribunal Electoral. Cualquier intento de interpretación de la Ley Electoral o de darle órdenes al Tribunal Electoral es una extralimitación de funciones.  

Resumen

El Tribunal Electoral es autónomo y es el encargado de  interpretar y aplicar privativamente la Ley Electoral también dirige, vigila y fiscaliza las fases del proceso electoral y por ley tiene mando y jurisdicción en toda la República.  No puede mandar sobre la Fiscalía Electoral que es coadyuvante.

El Tribunal Electoral que es el guardián de la democracia y solo a esta institución le corresponde interpretar la ley electoral.

La libertad es la facultad o capacidad del ser humano de actuar según sus valores, criterios, razón y voluntad. La democracia es una forma de gobierno del Estado donde el poder es ejercido por el pueblo, mediante mecanismos legítimos de participación en la toma de decisiones políticas.  La justicia es un conjunto de valores esenciales sobre los cuales debe basarse una sociedad y el Estado. Algunos de estos valores son el respeto, la equidad, la igualdad y la libertad. La libertad es la más importante, la justicia la más estudiada, pero la democracia es la que tiene más autoridad.

El voto en plancha promueve el relativismo en la democracia; por ejemplo, un candidato puede ganar por votos selectivos y a la vez puede perder por votos en plancha, eso es relativo.  La democracia se rige por principios absolutos. La justicia y la libertad sus principios son relativos por eso ambas están sometidas a la autoridad de la democracia.

Las asignaturas “Nociones de Cívica”, “Nociones de Gobierno” y “Ciencias Políticas”, siempre han enseñado que  “el voto es directo” y “el voto es individual” . Si las autoridades judiciales o electorales declaran el principio “Un voto, para un candidato para un cargo de elección” como inconstitucional,

tendríamos que reescribir los contenidos de estas tres materias.

Deja tu mensaje aquí

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *